Intercaza: un esperpento al servicio del engaño y la manipulación

Ecologistas en Acción denuncia públicamente un año más la feria INTERCAZA, como un nuevo intento de manipular y ocultar los impactos sociales y ambientales negativos de la caza, y una nueva oportunidad de promocionar una actividad ociosa y lucrativa, que provoca el sufrimiento y la muerte de millones de animales silvestres y domésticos cada año en España, negando de paso, los DERECHOS DE LOS NO CAZADORES..

Con seguridad se puede afirmar que no hay en el calendario provincial anual, un evento público subvencionado más fraudulento e insidioso que INTERCAZA. Un ejercicio colectivo al servicio de la manipulación de la realidad, que permita presentar en sociedad a los verdugos como garantes de la conservación de las especies silvestres, y defensores de un mundo rural que agoniza ante la incomprensión de la población urbanita.

Sin embargo, la realidad es bien distinta. Sólo hay que seguir la estela de los representantes del colectivo cinegético, especialmente el sector más reaccionario (APROCA y ATECA), para conocer descubrir los verdaderos intereses antisociales de este colectivo. Colectivo, que tiene acobardado a las Administraciones Públicas, consiguiendo tarde o temprano todo lo que quieren, sólo es cuestión de saber por donde y con que presionar a los casi siempre dóciles e indolentes políticos/as.

Como muestra, Ecologistas en Acción destaca tres ejemplos ilustrativos, entre los muchos que se podría describir. Cada año, antes la insistencia de la Federación Andaluza de Caza y de las Asociaciones de Silvestrismo de Andalucía, la Dirección General de Gestión del Medio Natural de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, aprueba una resolución que convierte de facto, una modalidad de caza que sólo se puede autorizar excepcionalmente, la caza captura de fringílidos, en una práctica masiva. 170.000 pájaros cantores silvestres (jilgueros, verderones y pardillos comunes principalmente) acaban en jaulas o en las sartenes cada otoño, a pesar de las denuncias de las organizaciones ecologistas.

Para su captura se utilizan sistemas de caza prohibidos como las redes japonesas o ligas artificiales. La Asociación de Agentes Medioambientales de Andalucía (AAMAA) denuncia cada año, la imposibilidad de controlar a los miles de aficionados ávidos de capturar a estas bellas aves protegidas por la normativa ambiental.

APROCA, organización empresarial que aglutina a la mayoría de los grandes propietarios de cotos de caza mayor, destaca por ser la organización que más recursos ha impulsado a través de ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) ante la Administración Pública, con el objetivo de bloquear y paralizar los proyectos de clasificación y deslinde de vías pecuarias, impidiendo la recuperación y puesta en uso de un patrimonio público, de indudable valor ecológico, recreativo y turístico.

Desgraciadamente, en los últimos años, han conseguido paralizar la mayoría de los actos administrativos de clasificación de los miles de kilómetros de vías pecuarias apropiadas por particulares.

Los siempre mal tratados predadores silvestres, son los protagonistas del tercer ejemplo que nos ayuda a desenmascarara, con toda crudeza, los intereses del colectivo cinegético. De todas las especies predadoras, es el zorro, la especie silvestre que soporta mayor presión por parte de los cazadores. La persecución implacable del zorro se ha institucionalizado en base a un diagnóstico (dos premisas fundamentalmente) diseñado a la medida de los intereses de los colectivos cinegéticos y de la Administración pública competente.

La primera, que se trata de una especie predadora extraordinariamente abundante que requiere un control estricto y permanente para reducir daños sobre las especies cazables. Falso. No existe ningún estudio con el mínimo rigor técnico y lo suficientemente representativo en España, que confirme un exceso poblacional de la especie, y por tanto la necesidad eliminar zorros de campiñas y sierras.

Segunda premisa. El zorro es uno de los principales predadores potenciales de especies silvestres, consideradas cinegéticas. Su dieta está basada principalmente de conejo y perdiz roja. Falso. Diversos estudios sobre la dieta del zorro demuestran que el alimento consumido más frecuentemente los constituyen los vegetales (con una frecuencia de aparición del 60%), seguido en importancia por aves, micromamíferos y lagoformos. A pesar de todo, todos los años se captura y mata a cientos de ellos. Los procedimientos son varios, algunos particularmente cruentos.

Tags: , ,

Posted in General

Comments are currently closed.