Objección fiscal a gastos militares

¿Sabías que mientras que el gobierno ha recortado en un 31% el dinero destinado a medio ambiente y en un 21% el destinado a educación en los presupuestos generales del estado para 2012, los gastos militares reales sólo disminuirán un 6%?.

¿Estás de acuerdo con que el dinero que pagas con tus impuestos se destine al mantenimiento de las guerras y de los ejércitos?

Si la respuesta es NO y quieres mostrar tu indignación ante decisiones políticas que consideras inaceptables ética y socialmente, tienes la opción de declararte objetor u objetora fiscal a los gastos militares.

¿Qué es la objeción fiscal a los gastos militares?
¿Cómo se hace?
¿Qué cantidad incluyo?
Posibles destinos alternativos
Modelo de carta al delegado/a de hacienda
¿Qué pasa si hacienda rechaza mi declaración?
¿A que sanciones me arriesgo?
Más información

 

¿QUÉ ES LA OBJECIÓN FISCAL A LOS GASTOS MILITARES?

Es una campaña de desobediencia civil que grupos pacifistas y antimilitaristas proponen desde 1982 y en la que participan miles de personas cada año.

En ella se invita a quienes realizan la declaración de la renta a expresar su rechazo a sostener el ejército y otros cuerpos armados negándose a pagar a Hacienda una cantidad igual a la que en proporción va a estos destinos (según los Presupuestos Generales del Estado), y desviando ese dinero hacia una finalidad social y ecológicamente beneficiosa.

Con ello exigimos el derecho de objeción de conciencia al pago de impuestos con fines militares de forma pública, colectiva, pacífica y consciente. Además de recortar el presupuesto de guerra se pretende también suscitar un debate sobre la militarización social, cultural y económica y rescatar el protagonismo social en las decisiones que afectan a estos temas.

Es un gesto cívico y comprometido, por la paz, por un mundo sin violencia, sin guerras, sin ejércitos.

Es un gesto de desobediencia civil. No está reconocida legalmente. No existe ninguna casilla en el impreso de la renta. Nosotros la dibujamos y también explicamos las razones. No escondemos nuestra acción.

¿COMO SE HACE?

Se va a hacienda, una gestoría o donde sea y que te la hagan (como todos los años), pero no la entregas todavía, dices que ya la presentas tu personalmente en Hacienda.

Luego vas a casa y metes los datos igual que te lo han puesto en el programa PADRE.

En el apartado “Retenciones y demás pagos a cuenta”, pon la cantidad que vas a objetar en uno de los subapartados que no utilices y ya está, verás que al final tienes que pagar esa cantidad de menos o te tienen que devolver esa cantidad de más.

Imprime la declaración y en el subapartado que has utilizado tacha el concepto que ponga y encima escribe: “Por objeción Fiscal al Gasto Militar”.

Te vas al banco e ingresas la cantidad objetada en un proyecto o en una organización de utilidad social que trabaje por la paz. Más adelante proponemos dos ejemplos concretos, pero puedes elegir el proyecto alternativo que tu quieras.

Adjunta también una carta explicando porque haces OFGM. Puedes utilizar el modelo puesto más adelante.

Envía un correo a paz@ecologistasenaccion-andalucia.org diciendo tu nombre, localidad, cantidad objetada y destino alternativo para que podamos saber todas las personas que hacen objeción fiscal.

¿QUÉ CANTIDAD INCLUYO?

Para la cantidad a objetar hay varias opciones:

Cuota porcentual: Aplica el 5,13% a la de la Cuota Resultante de la Autoliquidación de tu Declaración de la Renta, que es la proporción del gasto militar total en los Presupuestos Generales del Estado del año 2011. También puedes aplicar el 8,49% si quieres incluir los gastos correspondientes a realidades de nuestra sociedad que suponen una intrusión de formas y valores de lo militar en la misma, como el mantenimiento de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o puedes optar por elegir la cifra de gasto militar por persona en 2011, 666€.

Cuota fija: 84 euros en denuncia por los 84 países empobrecidos por la deuda externa.

Cuota simbólica: Si por tus circunstancias personales te parece excesiva la cantidad de 84 euros, puedes desviar la cantidad simbólica que tú decidas. Lo importante es manifestar nuestro rechazo a los gastos militares y participar colectivamente en la campaña de objeción fiscal.

Para quienes no tiene que hacer declaración: Puedes enviar una carta al Delegado/a de Hacienda exigiendo el reconocimiento del derecho a la Objeción al gasto militar.

POSIBLES DESTINOS ALTERNATIVOS

“Proyecto de ampliación de la granja de aplicación y formación agrícola de Ouzal, en el extremo norte de Camerún.” Promovido por el colectivo AHIMSA (Vélez Málaga)

Con terrenos no muy fértiles, sin suficiente tierra debido al crecimiento de la población, y acosados por la irregularidad de las lluvias debida a cambio climático mundial, una buena parte de la población de esta región no alcanza a cosechar la cantidad de cereal necesario para alimentarse correctamente todo el año. En este contexto, desde hace siete años, el Comité de Desarrollo de Ouzal, comenzó el proyecto de «Granja de Experimentación y de Aplicación Agrícola». Su objetivo: ofrecer técnicas mejoradas de cultivo y de cuidado del ganado, para aumentar en calidad y en cantidad la producción agrícola y ganadera. El presupuesto de la ampliación asciende a 9.833 euros.

Si decides apoyar el proyecto propuesto por AHIMSA, ingresa tu objeción fiscal en la cuenta: AHIMSA-OBJECIÓN FISCAL AL GASTO MILITAR EN BANCO DE POPULAR: 0075-0337-80-0700313680

“Ecologistas en acción”

Ecologistas en Acción es una confederación de más de 300 grupos ecologistas distribuidos por pueblos y ciudades. Forma parte del llamado ecologismo social, que entiende que los problemas medioambientales tienen su origen en un modelo de producción y consumo cada vez más globalizado, del que derivan también otros problemas sociales, y que hay que transformar si se quiere evitar la crisis ecológica.

Para ello realiza campañas de sensibilización, denuncias públicas o legales contra aquellas actuaciones que dañan el medio ambiente, a la vez que elabora alternativas concretas y viables en cada uno de los ámbitos en los que desarrolla su actividad.

Si decides apoyar el trabajo de este colectivo, ingresa tu objeción fiscal en la cuenta: 1491-0001-27-1009410828 de Triodos Bank, indicando tu nombre y apellidos y que va destinado a la campaña de objeción fiscal.

MODELO DE CARTA AL DELEGADO/A DE HACIENDA

Sr./Sra. Delegado/a de Hacienda:

Con el pago de los impuestos contribuyo a financiar los gastos del Estado. Por razones de conciencia y tras un análisis del sentido del gasto militar en la sociedad, no puedo, no deseo colaborar con ese gasto, con la preparación de las guerras. Por ello, hago declaración expresa de mi condición de persona objetora de conciencia al gasto militar.

De acuerdo con ello, he ingresado ………….euros en la cuenta de …………………………………………………………………………., entidad o colectivo que interviene socialmente en un campo necesario para el verdadero progreso de la humanidad, lo que es la base para una verdadera defensa de una sociedad en Paz.

Como ya expuse más arriba, esta parte de mi impuesto que no trato de defraudar sino que desvío a un fin socialmente útil, corresponde al gasto militar español, por lo que les ruego procedan a descontar dicha cantidad de cualquier asignación presupuestaria relacionada con fines militares y no de ninguna otra.

Finalmente le invito a realizar la Objeción Fiscal al Gasto Militar, porque desobedecer las normas injustas es políticamente necesario, democráticamente saludable, éticamente exigible y además, como puede comprobar, está al alcance de cualquiera de nosotros/as. Porque las Guerras son un crimen contra la Humanidad, no en nuestro nombre, ni con mi dinero.

Atentamente, queda a su disposición,

Firmado:

En ……………………….., a …….de …………….. de 20….

¿QUÉ PASA SI HACIENDA RECHAZA MI DECLARACIÓN?

Lo más normal es que hacienda acepte la declaración que presentemos y que no pase nada, sólo en algunos casos Hacienda detecta -o se da por enterada- de que la Objeción ha tenido lugar.
De todas formas conviene tener presente que puede ocurrir. Cuando Hacienda nos hace una declaración paralela suele “reclamarnos” el dinero que no hemos pagado o el que nos ha devuelto de más.

¿Qué podemos hacer?

1.-Podemos aceptar el pago del dinero reclamado por Hacienda y ahí acaba todo: hemos pagado nuestros impuestos normalmente y además hemos apoyado solidariamente un proyecto social.

2.-Podemos hacer un Recurso de Reposición ante la Delegación de Hacienda.

3.-Si no nos lo estiman podemos hacer una Reclamación
Económico-Administrativa ante el Tribunal Económico – Administrativo Regional (TEAR).

4.-Y por último, en caso de que también nos lo desestimen, podemos hacer un Recurso Contencioso-Administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia correspondiente.

NOTA: es importante tener claras tres cosas:

a.-Que los recursos tienen muy pocas posibilidades -por no decir ninguna- técnico/jurídicas de prosperar.

b.-Que el colectivo que te propone hacer la OFGM no necesariamente va a prestarte apoyo jurídico en el supuesto de que Hacienda rectifique tu autoliquidación (en el supuesto de que te reclamen el dinero).

c.-Que los gastos de un recurso contencioso-administrativo son siempre superiores a la cantidad objetada ya que, aun en el supuesto de contar con algún abogado que se anime a hacerlo gratis, no suele ser tan fácil dar con un procurador que quiera hacer lo mismo. Así las cosas, no tiene sentido recurrir si no es en el marco de una campaña política que utilice el recurso cómo altavoz para la difusión de la campaña.

¿A QUE SANCIONES ME ARRIESGO?

La liquidación provisional suele ser una declaración paralela que, como tal, no tiene por qué contener intereses ni recargos de apremio. Sin embargo, la administración puede exigir intereses contados desde el último día hábil para presentar la declaración hasta el día en el que la cantidad objetada se pague. No siempre se exigen – ya que las cantidades suelen ser pequeñas – pero legalmente pueden hacerlo y, de hecho, lo hacen si ha transcurrido mucho tiempo.

Si, pese a haber recibido la declaración paralela, no hemos pagado en el plazo que se nos ha indicado, la administración puede iniciar el Procedimiento de Apremio. En tal caso, a los intereses de demora se le sumarán los recargos ejecutivos o de apremio. El porcentaje de los recargos de apremio varía, aumentando el tipo (%) conforme va avanzando el procedimiento administrativo de apremio.

Además de intereses de demora y recargos ejecutivos o de apremio, la administración podría imponernos una Sanción por haber cometido una Infracción Tributaria. No obstante, la multa debería ser pequeña porque, en principio, debe imponerse en relación a la cantidad objetada. Esta multa puede recurrirse, y ya tenemos algún caso en el que los tribunales han dado la razón a algún objetor.

Más información:

http://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article5092&artsuite=0
http://www.grupotortuga.com/Campana-contra-el-Gasto-Militar
http://redantimilitarista.wordpress.com/

Tags: , , ,

Posted in Sin categoría

Comments are currently closed.