Impulsar una agricultura saludable y beneficiosa para el medio ambiente. Al descansar directamente sobre la explotación de los recursos naturales, la agricultura y la ganadería son sectores con un gran impacto potencial sobre el medio ambiente. De hecho, la contaminación y sobreexplotación del agua, la erosión y desertificación de los suelos y la desaparición de la biodiversidad en los sistemas agrarios, pueden ser algunos de sus efectos.

Existe una clara demanda ciudadana por una mayor calidad y seguridad alimentaria, libre de los riesgos introducidos por los organismos genéticamente modificados (OGM) u otras prácticas agrarias intensivas, y mejores garantías de bienestar animal, así como un reconocimiento social creciente hacia el papel de las prácticas agrícolas y ganaderas extensivas tradicionales como mantenedoras del paisaje y la biodiversidad de buena parte de la Red Natura 2000 española.… Leer más...