Ecologistas en Acción repudia los bombardeos de Raqqa por parte del ejército francés, al igual que lo hizo con los atentados de París por entenderlos también un acto indiscriminado que supone una escalada de la violencia que lo único que generará es más dolor.

El primer ministro francés, Manuel Valls, expresó tras los atentados que “Francia está en guerra” y así lo demostró dos días después. Aunque en realidad ya lo estaba antes, porque Francia ya bombardeó Siria, como lo hizo en Malí o Libia. Si la matanza de París fue respuesta a la violencia desplegada por los ejércitos occidentales en una zona en la que se ha desarrollado el Estado Islámico (Siria, Iraq), la reacción de Francia no va en el sentido de evitar que este tipo de atentados se vuelvan a repetir, sino todo lo contrario.… Leer más...